Nasr (1309 – 1314 / 708 - 713)

Abu l-Yuyuš Nasr accedió al trono el 14 de marzo de 1309, después de destronar a su hermano Muhammad III.

Por entonces Granada tenía dos frentes abiertos, por un lado, en la Península Ibérica Castilla y Aragón se habían unido para atacar y por otro, en el Norte de África Benimerines y Aragón acordaron tomar y repartirse Ceuta. A esto había que sumarle que Granada no tenía aliados, pues los Zayy?nies de Tremecén habían alcanzado la paz con los Merinies, por lo que se mantenían neutrales.

Nasr intentó reconciliarse con Fez, pero el problema de Ceuta impedía llegar a un acuerdo. Tuvieron que ser los habitantes de Ceuta los que, debido al descontento existente entre ellos por el trato que recibían de los Nazaríes, entregaron la ciudad al sultán Ab? l-Rab? el 21 de julio de 1309.

A finales del mismo mes, Castilla comienza el asedio de Algeciras y días después Jaime II comenzaba por mar y tierra el asedio de Almería. En septiembre Castilla con la ayuda naval de Aragón toma Gibraltar. En este mismo mes los musulmanes toman Estepona en donde se enfrenta con el ejército cristiano matando a 3000 caballeros entre los que se encontraba Alfonso Pérez, Guzmán el Bueno.

Pero Almería y Algeciras seguían fuertemente sitiadas y Granada seguía sin contar con apoyos de África.

 De nuevo los Nazaríes hicieron uso de su eficaz política.

Ante una inminente perdida de importantes plazas en favor de los cristianos, con el consiguiente avance de éstos, Nasr decidió cederle a Ab? l-Rab? las plazas de Algeciras y Ronda, a cambio llegó a al-Andalus un ejército, gran cantidad de dinero y caballos.

Tras la muerte de Guzmán el Bueno y el abandono de algunos nobles castellanos, descontentos con el trato que recibían del Rey, Fernando IV se ve obligado a levantar el asedio de Algeciras a finales de enero de 1310, volviendo Granada a rendir vasallaje y entregando a cambio de la paz Quesada y Bedmar.

En este punto, sólo quedaba asediada Almería, Nasr envió a un ejército encabezado por el jefe de los príncipes Merinies en al-Ándalus, Utman ben Abi l-Ula, que obligo a los aragoneses a abandonar el sitio al que sometían la ciudad. También influyó que Fernando IV abandonara Algeciras y la falta de víveres al no llegar los barcos catalanes debido al mal tiempo. Esto sucedia el 25 de enero de 1310.

Pasados dos años, Castilla volvió a asediar al-Ándalus, el infante Don Pedro, hermano de Fernando IV, toma el castillo de Tempul y asedió Alcaudete, donde entró Fernando IV el 20 de agosto de 1312. No duró mucho esta ofensiva, pues el 9 de septiembre muere Fernando IV y aunque se ocultó, una vez que se elevo al trono a Alfonso XI, un niño de corta edad, provocó la agitación interior de Castilla.

De esta forma Granada entraba en una época de tranquilidad, en la que se recuperó Algeciras y Ronda al ser devuelta por el nuevo sultán merini, Abu Sa´id ´Utman, así la única pérdida importante fue Gibraltar.

Aunque la situación anterior se solucionó, el ámbito interno empezó a complicarse, el propio visir Muhammad ben al-Hayy provoca el descontento popular. Además el Gobernador de Málaga, cuñado de Nasr, Abu Sa´id Faray, se subleva y envía a su hijo Abu l-Walid Ismail a Granada para que se haga con el poder, Ismail cuenta con el apoyo del jefe de los guza merinies, Utman b. Abi l-´Ula, que también estaba enfrentado a Nasr.

Ante la pérdida de algunos lugares de Málaga y Granada, con Marbella, Vélez y Loja, Nasr solicita ayuda al infante Don Pedro, hermano del rey Fernando IV, pero de poco sirvió, el 9 de mayo de 1312 Nasr e Ismail se enfrentan en la Vega de Granada, resultando derrotado el sultán y acordando un armisticio.

Un año después se volvieron a enfrentar y en esta ocasión Ismail entró en la ciudad por la Puerta de Elvira, donde la gente del Albaizyn se había sublevado contra el sultán y aclamaba a Ismail dirigiéndose a la alcazaba Qadima.

El 16 de febrero de 1314 entra en la Alhambra tras llegar a un acuerdo con Nasr por el que se le concedía el gobierno dependiente de Guadix a éste.

Nasr murió en Guadix el 16 de noviembre de 1322 a los treinta y cinco años de edad, fue enterrado en la alcazaba de Guadix, un mes después se le trasladó a la Rawda de la Alhambra.

Subir