Ganaderia

Existen pocos datos sobre la ganadería en la España musulmana, únicamente se hace referencia a animales en los tratados de agricultura por estar relacionados con las labores del campo.

Se utilizaban mulos y asnos para cargar y bueyes para el tiro en labores agrícolas. El ganado lanar se encontraba en lo que hoy es el poniente almeriense, de estos animales se aprovechaba la carne, la lana y la leche.

Debido al clima del reino, en invierno frío en las planicies y calido en la costa, y en verano caluroso en la costa y fresco en el interior, la ganadería estaba caracterizada por la trashumancia. Durante el invierno el ganado de Sierra Nevada se dirigía al campo de Dalias.

Como animales de corral, los patos, gallinas y conejos eran los más apreciados.