Muhammad VII (1392 - 1408 / 794 - 810)

Adoptó la kunya de Abu Abd Allah y el sobrenombre de al-Musta´in bi-Llah. Era el hijo menor de Yusuf II, por lo que ocupó el trono sin corresponderle a él, para ello encarceló a su hermano mayor, Yusuf, en el castillo de Salobreña, fortaleza, que además de su uso militar y defensivo, servía como finca de recreo y desde ese momento se utilizó como prisión para soberanos depuestos o sucesores a los que se desplazaba de la línea de sucesión.

Probablemente esta conspiración estaría instigada por altos cargos del gobierno que intrigarían para que Muhammad VII arrebatara el poder a su hermano Yusuf, entre ellos estaría ibn-Zamrak, que posteriormente fue destituido y ejecutado en el verano de 1393.

También será en esta época cuando empiecen a aparecer los Banu l-Sarray, los Abencerrajes, que se convertirían en piezas esenciales en la política.

Al contrario que su abuelo Muhammad V que su principal objetivo era evitar la guerra, Muhammad VII aprovechando las luchas internas en Castilla, lanzó un ataque a Caravaca, la que arrasó, como era de esperar Castilla respondió esperando al ejercito que volvía al que venció.

Esta fue la constante durante el reinado, se producían incursiones fronterizas de ambos bandos con el único objetivo de saquear las poblaciones, sin embargo las treguas se mantuvieron.

Como consecuencia de estas incursiones nazaríes en tierras castellanas, lograron una posición favorable en la firma de la tregua que se firmó en Madrid en octubre de 1406.

Una vez que Enrique III estabilizó la situación interior y exterior de Castilla, retomó la idea de la guerra contra Granada convocando a las Cortes para recaudar fondos necesarios para la empresa. Que continuaran su viuda, Catalina de Lancaster y su hermano Fernando como regentes de Juan II tras la muerte de Enrique III.

A finales de 1407 comenzaron los enfrentamientos entre ambos bandos, de los que no hay información demasiado clara al menos por parte cristiana, pues solo reflejaban victorias y cuando no retiradas parciales.

Se produjeron capturas de poblaciones por parte de ambos bandos de las cuales algunas volvían a recuperarla el bando vencido. Se produjeron principalmente en las zonas exteriores del reino de Granada, Ayamonte, Vera, Zurgena, Cañete la Real…

Estas finalizarían en abril de 1408 tras el asedió de Alcaudete unos meses antes y tras el cual Muhammad VII solicitaría una tregua a Castilla, que otorgo por ocho meses.

Prácticamente un mes después de la firma de la tregua, Muhammad VII moría probablemente como consecuencia de un envenenamiento mediante una “camisa herbolada”, el 13 de mayo de 1408 / 16 de du l-hiyya de 810.

 

Subir